Un método único: La proafectividad ITA

Nuestro método de la proafectividad armoniza los 4 elementos que más influyen en las relaciones.

Actúan como un modificador de nuestras creencias, recuperando el instinto de ser constructivos y optimistas para actuar de otro modo en las situaciones delicadas.

Descubre aquí cómo la proafectividad ITA saca lo mejor de ti.

El Sentir

La mente se puede dispersar, pero los sentidos y el cuerpo se centran más en los que realmente está pasando. Nuestro primer elemento te da la capacidad de aumentar tu manera de percibir tu interior y exterior; porque la primera buena actitud es la interior.

Y el sentir es entero cuando conquista todos los interiores.

La Expresión

Ahora toca expresar nuestros sentimientos y lo que queremos aportar. Pues la vida es un diálogo entre nuestros deseos y los hechos que realmente acaban ocurriendo; si ese diálogo es conflictivo, afecta a nuestras relaciones.

El segundo elemento lo puede cambiar todo a mejor en un instante.

La Voluntad

El tercer elemento es como el fuego; aprovecha cualquier escombro para levantarse más fuerte.

La superación se logra con el esfuerzo, pero aprovechando los escombros de la imperfección que vamos acumulando, uno también se transforma y se supera aún más al reparar los errores y no abandonarse.

La Conciencia

Desenreda los dilemas y abre las puertas de los valores y del cambio. Es el que te mantiene en alerta y estable cuando tienes que tomar grandes decisiones, como perdonar o retirarte en ti mismo.

Un cuarto elemento que te hará llegar más lejos si lo cultivas bien.

Más que un método conocerás una nueva visión para relacionarte.

Conoce las 7 facultades del Talento Afectivo

Construye valor a compartir

Asienta buenas bases y descubre a tu interlocutor (necesidades, inquietudes...) para aportar algo enriquecedor en esa relación. Si no aportas algo útil a la relación, no sirve; y si no se intercambia tampoco sirve. Y la relación no progresa.

Atiende las señales de conexión

Activa tu intuición y ponte en sintonía con el otro para ayudar en la relación y detectar oportunidades o amenazas.

Sé realista

Armoniza lo ideal con lo real para no autoengañarte y sé práctico.

Repara sin desanimar

Reacciona antes del límite y repara de forma sana; sin desanimar al otro y sin mortificarse a uno mismo.

Respeta y cumple

Tolera las imperfecciones para disminuir tus respuestas impulsivas y cumple con tu compromiso.

Incorpora la influencia del otro

Acepta y saca provecho de la influencia de tu interlocutor. No te desgastes y emplea todo para aprender.

Explora más puntos de unión

No te estanques. Sé creativo y prueba nuevas formas para mejorar siempre la relación.

¿Qué tiene de novedoso el Instituto del Talento Afectivo?

Proafectividad ante las dificultades

Hemos creado un recurso nuevo, más intuitivo, para evitar estar demasiado condicionado por un estado de ánimo negativo.

La proafectividad orienta a las personas a movilizar su estado de ánimo hacia la voluntad para superar las dificultades a la hora de relacionarse.

Cada materia que tratamos se enseña con el enfoque de ser proafectivos; es decir, que los alumnos se entrenan a dar respuestas con la integración de esos 4 elementos y así ampliar su visión y facultades.

Una vez armonizados, la proafectividad:

* Actúa como una brújula interna para guiarnos hacia una conducta acertada.

* Actúa como escudo antes las amenazas y el desánimo.

* Refuerza los recursos de las inteligencias, al ser más intuitivo.

* Incorpora la ética en las habilidades.

* Empuja hacia el optimismo para aprovechar las circunstancias adversas.

Un amplio temario de las relaciones

Tras varios años de investigaciones acerca de las dificultades de la convivencia en el ámbito personal y profesional, somos especialistas en el mundo de las relaciones.

En nuestro amplio temario abordamos las 5 dimensiones que proponemos para tener una formación global en el mundo de las relaciones.

Cada dimensión aborda un tema esencial de conocimiento y valores y trabajamos en el aula de la siguiente forma:

* Identificamos los ingredientes que crean los vínculos entre las personas.

* Analizamos las amenazas que dañan o destruyen las relaciones.

* Proponemos las bases esenciales de una buena convivencia según el tipo de relación.

* Aportamos recursos prácticos para la resolución de conflictos.

* Fomentamos valores para dar estabilidad y sentido a la relación.

Inspiración para aprender a aprender

En nuestros talleres se incorporan todo tipo de técnicas relativas a la Inteligencia Emocional, la PNL, el Coaching, etc. Pero dejamos un gran espacio a la inspiración a través de dinámicas o de reflexiones para que aflore el talento de la persona.

En una situación de tensión, la lógica o la empatía a menudo no son suficientes para avanzar y las dudas o los nudos emocionales nos bloquean. Nos falta una inspiración que nos dé un impulso para actuar de manera positiva.

Con este método, la persona se guía desde esos 4 elementos que le inspiran a cambiar de visión, de creencias y por lo tanto de conductas.

La persona aprende a aprender.